Publicidad (o un breve post ilustrado sobre WikiLeaks y el controversial fallo del TC)

En su escrito “Replanteamiento de la cuestión sobre si el género humano se halla en continuo progreso hacia lo mejor”, Immanuel Kant define la ilustración del pueblo como “la instrucción pública del mismo respecto de sus derechos y deberes para con el Estado al que pertenece” (Kant 2006: 93; Ak 7:88-89). En esto, es fundamental el concepto de publicidad (de acuerdo a la DRAE, cualidad o estado de público), a tal punto que sin ella “se impide el progreso de un pueblo hacia lo mejor” (Kant 2006: 93; Ak 7:88-89).

Inmediatamente después, Kant critica duramente el modelo inglés, de las dos Cámaras del Parlamento, pues a su parecer no hace más que camuflar el hecho de que el pueblo británico se encuentra bajo una monarquía absoluta, de tal forma que “sólo se acuerda cuanto [el rey] desea y propone a través de sus ministros” (Kant 2006: 94; Ak 7:89-90).

Así, la constitución de los ingleses se presenta de forma “fraudulenta”, y el pueblo es “embauca[do] con el espejismo de una monarquía limitada por leyes que dimanan de él, mientras que sus representantes, sobornados por las corruptelas, lo someten subrepticiamente a un monarca absoluto” (Kant 2006: 94-95; Ak 7:89-90).

Esto se da —ya lo adivinaron— mediante una “publicidad engañosa” (Kant 2006: 94; Ak 7:89-90), de tal forma que en una nota al pie, Kant afirma que “semejante sistema de corrupción ha de sustraerse a la publicidad para tener éxito, ocultándose por ello bajo el muy transparente velo del secreto” (2006: 95; Ak 7:90).

No dudo que pueden esbozarse muchas razones para sostener que los cables que filtró WikiLeaks no deberían salir a la luz, o que los audios grabados ilegalmente no deben difundirse. No obstante, de lo que aquí se trata es de los “derechos naturales derivados del más elemental sentido común” (Kant 2006: 93; Ak 7:88-89), y la publicidad es la mejor —sino la única— herramienta que tenemos para combatir la corrupción generalizada de los distintos gobiernos.

Actualización: Me encontré con este otro post, publicado hace dos días, por el blog amigo Theorein, también sobre WikiLeaks y el concepto de publicidad en Kant. Ahí se dan cuenta.


Bibliografía:

KANT, Immanuel

Ideas para una historia universal en clave cosmopolita y otros escritos sobre Filosofía de la Historia. Traducción de Concha Roldán Panadero y Roberto Rodríguez Aramayo. Tercera edición. Madrid: Editorial Tecnos, 2006.

One comment

  1. Hola, me alegra ver que no soy el único preocupado por este tema. Realmente me sorprende ver la naturalidad con la que la gente asume la separación entre el gobierno y los gobernados en un sistema democrático.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s