Humor finísimo (o un argumento en contra/a favor del dualismo mente-cuerpo)

Navegando por páginas de filosofía en Wikipedia anteayer en la noche me topé con una buena introducción al problema del dualismo entre la mente y el cuerpo.

Dibujo de Descartes sobre el dualismo.

La página (en inglés), cuya lectura recomiendo si se cuenta con al menos un interés mínimo sobre el tema, incluye una sección con una serie de argumentos a favor y en contra del dualismo.

En especial, me gustó mucho el último argumento (de la simplicidad) en contra del dualismo, que cuenta, a su vez, con una réplica a favor.

Lo traduzco:

El argumento de la simplicidad es probablemente la forma más simple, así como la más común, de argumentar en contra del dualismo de lo mental. El dualista está siempre enfrentado a la pregunta acerca de por qué alguien debería considerar necesario creer en la existencia de dos entidades (mente y cerebro), ontológicamente distintas, cuando es posible, y constituiría una tesis más simple de probar de acuerdo a la evidencia científica, explicar los mismos eventos y propiedades en términos de una sola. Es un principio heurístico de la ciencia y de la filosofía no asumir la existencia de más entidades de las que sean necesarias para una explicación y predicción clara (ver Navaja de Ockham). Este argumento fue criticado por Peter Glassen en un debate con J. J. C. Smart en las páginas de Philosophy a finales de la década de 1970 y comienzos de 1980. Glassen argumentó que, puesto que no es una entidad física, la navaja de Ockham no puede consistentemente ser usada por un fisicalista o materialista como una justificación de estados mentales y eventos, tales como la creencia de que el dualismo es falso.

Personalmente, el argumento más fuerte me parece el que está a favor del dualismo desde la razón, pero este último muestra que la mejor forma de acercarse al problema es con mucho sentido del humor.

2 comments

  1. Dualismo

    Yo creo que nuestro cerebro realiza dos compresiones secuenciales de los datos sensoriales. La primera la realiza la percepción, y su resultado es la realidad.
    Mira que, para mi, la realidad es el resultado, y no el dato, de la percepción. La segunda compresión la realiza el habla. El habla toma como dato la realidad y produce teorías.

    Exterior –Percepción–> Realidad –Habla–> Teoría

    No tenemos un control consciente de los antiguos mecanismos perceptivos, que compartimos con otras especies, y, por esto, la realidad se nos presenta como dada. En cambio, somos libres de decir, y, por esto,
    podemos conformar nuestras teorías a la realidad, o no.

    La causa de que concibamos el mundo de manera dualista
    es que, dada esta disposición de nuestro cerebro parlante,
    no hay modo de encajar la libertad en la realidad.
    O, al menos, así me lo explico yo.

    Saludos,
    Ramón

    1. Qué interesante, Ramón. La verdad es que,a grandes rasgos, puedo estar de acuerdo con la concepción del problema que propones.

      Me parece que Kant hace algo parecido en la KrV, con las formas de la sensibilidad y las formas del entendimiento.

      Su dualismo metafísico intenta justamente hacer inteligible lo que planteas al final, encajar la libertad en la realidad del mundo físico, una forma de pensarnos como agentes en el mundo, y no un mero e innecesario dualismo de sustancia.

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s