La función del ser humano

Es innegable que toda la Ética nicomáquea se sostiene en la función (ergon) que Aristóteles nos asigna en tanto seres humanos (EN 1097b 22-1098a 21) .

Christine Korsgaard, filósofa estadounidense contemporánea, nos dice:

La razón es la función del ser humano, porque es cómo hacemos lo que hacemos, que es llevar a cabo la forma de vida específicamente humana[1].

Planeo desarrollar esto en un post siguiente, comparando la función del hombre para Aristóteles con el papel que juega la humanidad como valor absoluto para Kant.


[1] Christine Korsgaard, The Constitution of Agency: Essays on Practical Reason and Moral Psychology (New York: Oxford University Press, 2008). La traducción es mía, y la cita pertenece a la página 143.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s