¿Qué es la razón? (o sobre propiedades monádicas y relacionales)

En las últimas semanas me he topado con una pregunta importante sobre la filosofía de Immanuel Kant, que atraviesa todo el resto de mis “investigaciones”.

Todo surgió en una conversación que tuve con mi amigo y colega Omar Valencia, acerca de la naturaleza —nada menos que— de la razón (Vernunft). Por un lado está la percepción actual del carácter monádico[1] de la razón moderna (donde se incluye tanto a Descartes como a Kant), que autores contemporáneos pretenden corregir.

Sin embargo, siguiendo interpretaciones recientes, más holísticas del pensamiento de Kant[2], la razón ilustrada (y en esto podemos diferenciar a Descartes de Kant) debe su existencia no a una capacidad innata, sino al desarrollo histórico y social de la especie humana (por supuesto esto requiere de cierta predisposición innata en el hombre para poder desarrollar dicha racionalidad).

Caricatura sobre la —falta de— libertad de pensamiento.

En la misma Crítica de la razón pura, Kant afirma que la misma existencia de la razón depende de la capacidad de comunicación de ciudadanos libres (ver la cita que se encuentra en lo más elevado de la columna derecha de este blog). Sin embargo, para que no se nos acuse de coger citas aisladas, fuera de contexto, y tratar de leer lo que queramos, colocaré otra cita, de un escrito más de divulgación, escrito en 1786 (un año después de la Fundamentación de la metafísica de las costumbres, y un año antes de la segunda edición de la primera Crítica), titulado “¿Qué significa orientarse en el pensamiento?”, en el que Kant busca responder desde ya a los atacantes de su preciada razón ilustrada.

¡Hombres de capacidades espirituales y de amplias convicciones! Admiro vuestros talentos y amo vuestro sentimiento humano. Pero ¿habéis reflexionado también en lo que hacéis y en lo que pretendéis con vuestros ataques a la razón? Sin duda queréis que la libertad de pensamiento se mantenga invulnerable; pues, sin ella, pronto tendrían un final incluso vuestros ímpetus de genio. Veamos lo que de modo natural resultaría de esta libertad de pensamiento, si un proceder semejante al que habéis iniciado llegara a ser excesivo.

A la libertad de pensamiento se contrapone en primer lugar la coacción civil. Se dice, desde luego, que un poder superior puede quitarnos la libertad de hablar o de escribir, pero no la libertad de pensamiento. Sin embargo, ¡cuánto y con qué licitud pensaríamos si no pensáramos, en cierto modo, en comunidad con otros, a los que comunicar nuestros pensamientos y ellos a nosotros los suyos! Puede decirse, por tanto, que aquel poder exterior que arrebata a los hombres la libertad de comunicar públicamente sus pensamientos, les quita también la libertad de pensamiento: la única joya que aún nos queda junto a todas las demás cargas civiles y sólo mediante la cual puede procurarse aún remedio contra todos los males de este estado[3].

La respuesta de Kant apunta a lo fundamental de la razón en tanto él la concibe, y resulta verdaderamente revelador que apunte sobre todo a la libertad de la comunicación efectiva de nuestros pensamientos ¡como condiciones necesarias del pensamiento mismo!

Mi tesis es que la razón para Kant, es decir, para el pensamiento ilustrado, en términos contemporáneos, es una propiedad relacional del ser humano, cosa que, sin embargo, no nos impide en lo absoluto tratar sus características presentes en cada individuo de forma monádica.

Pero entonces, ¿dónde se encuentra esta razón? ¿Acaso podemos encontrarla empíricamente? Obviamente no (al menos no por el momento), pero la aceptación de esa limitación no tendría por qué impedir la elaboración de una filosofía en torno a este curioso fenómeno, tratando siempre de controlarlo y ponerle límites, de modo que no termine por auto-destruirse. Tal proyecto filosófico ya existe (o existió), y se llama filosofía crítica o el pensamiento de la Ilustración.

Lecturas contemporáneas como las de Hans-Georg Gadamer o Jürgen Habermas, que pretender corregir al pensamiento ilustrado añadiendo la importancia del lenguaje o de la comunicación, se equivocan grotescamente al fallar en notar las mismas bases donde se construye dicha filosofía, asunto que era perfectamente claro para sus principales exponentes.

Para otra entrada en la que se muestra cómo incluso la moralidad para Kant se funda de forma relacional, entren acá.


[1] Siguiendo —a grandes rasgos— la terminología que estamos usando en el seminario de Maestría dictado este ciclo por Pablo Quintanilla, entiendo por una propiedad monádica una característica que un objeto tiene por sí mismo; a este se le contrapone una propiedad relacional, que sólo se posee en relación a otros objetos.

[2] Ver, por ejemplo, el capítulo 1 de: Allen W. Wood, Kantian Ethics (New York: Cambridge University Press, 2008).

Para un examen más profundo del mismo autor, ver el capítulo 9.3 de: Allen W. Wood, Kant’s Ethical Thought (New York: Cambridge University Press, 1999).

[3] Immanuel Kant, En defensa de la Ilustración (Barcelona: Alba Editorial, 1999). La cita corresponde a la página 179.

17 comments

  1. Martín:
    1. Sobre la cita de la esquina superior de tu blog: he estado revisando la KrV, buscando pasajes en que, como ahí, se use “Existenz” y parece ser que siempre suele referirse a la existencia efectiva de las cosas, como si Kant asumiese la diferencia clásica de esencia/existencia, pero claro, pasándola por el filtro de su propia propuesta, de forma tal que casi siempre lo usa refiriéndose a lo existente con relación a lo que ya está determinado por las formas puras de la sensibilidad y el entendimiento. Esto hay que tenerlo particularmente en cuenta dado que en castellano no diferencia “Dasein” y “Existenz”, traduciendo ambas por “existencia”. (por ejemplo, para Dios parece reservar “Dasein”).
    Si vemos esto, y llevándolo ya al terreno práctico, entonces (y siguiendo con la discusión de aquella vez en la cafeta) alude a la manifestación de la razón en este mundo fenoménico. La razón ya existe (Dasein) siempre, independientemente de si los hombres ejercen críticamente sus posibilidades (es más, podríamos decir que la razón existe independientemente del hombre, si consideramos la posiblidad de otros seres racionales -o, más bonito, la hipótesis de marcianos y ángeles😛 -), pero su existencia (Existenz) sí dependería de que haya seres racionales ejerciéndola. Ahora bien, siguiendo a Kant, la ejercen todos los hombres en todas la épocas; el paso en frente que quiere dar el espíritu ilustrado (tal como él lo interepreta) es es que se ejerza críticamente [Sólo para situar: en la cita que está puesta en la esquina de este blog de Martín, cuando se hablar de “esta” libertad se refiere a la libertad de ejercer la crítica de la razón].
    Lo que tendríamos así (aunque lo digo como una hipótesis, pues me baso en la diferencia Dasein/Existenz que habría que profundizar y aclarar) es que Kant estaría señalando que la existencia (Existenz) de la razón -y sobre todo, de la capacidad crítica de la razón-es la que depende de la sociabilidad y de vivir en un cuerpo político que no la reprima y que sepa formar ciudadanos. La existencia (Dasein) de la razón, no dependería de la intersubjetividad, es una facultad que, en tanto a priori, siempre es.
    2. Visto de esta forma, cabría señalar si no se trata de que los críticos contemporáneos, a quienes criticas, están apuntando, más bien, justamente a que Kant pretenda hablar de un aparato apriorístico, subjetivo-formal, cuya existencia (Dasein) da inicialmente por supuesta y luego se propone demostrar. Es decir, es el razonamiento del “deber haber una facultad que…” y luego intentar demostrar ese postulado. No creo que Habermas (tal vez tpco Gadamer) estarían en contra de reconocer el caracter intersubjetivo que rescata Kant para que la razón pueda ejercerse en este mundo (sería llevarse por alto el tema de la insociable sociabilidad y todo lo dicho en los escritos sobre la Ilustración), creo que apuntan a ese “debe haber una facultad que…”, un asiento seguro y universal.
    En otras palabras, no me parece que ataquen la existencia (Existenz) de la razón, sino su existencia (Dasein) como una estructura a priori que debemos develar y ejercer correctamente.

    Dejo esta hipótesis como algo a revisar. Ojalá te sirva.

    Un abrazo

  2. No me parece que la cita de Kant sugiera que la libertad de comunicación del pensamiento sea una condición necesaria del pensamiento mismo. El tema del texto no es el pensamiento en sí mismo. De lo que habla, más bien, es de la LIBERTAD de pensamiento. Lo que puntualmente dice es que sin la libertad de comunicación del pensamiento, no hay libertad de pensamiento. [Cosa que, dígase de paso, me parece falsa, pero ese es otro tema…]

  3. Omar, te debo la respuesta. Segurlo lo hago mañana o pasado.

    Para Can’t, te pregunto, cómo sería un pensamiento que no sea libre? No me parece forzado leer que Kant está hablando del pensamiento mismo. Si perdiésemos la libertad para pensar, entonces es razonable asumir que lo que sea que nos quede ya no sería el pensamiento tal y como lo conocemos.

    En la traducción al inglés eso se nota más, en vez de “libertad de pensamiento”, dice “freedom to think”, es decir, libertad para pensar, y eso implica que perdemos el pensamiento mismo.

    Claro que habría que ver qué dice el texto original…

    1. Creo que Kant esta diciendo que es inconsistente, por un lado, creer en el valor de la libertad de pensamiento (o libertad para pensar) y, al mismo tiempo, restringir la libertad para comunicar el pensamiento. La idea de Kant parece ser que solo se puede ser libre para pensar si se es libre para comunicar lo que se piensa.

      Kant no está diciendo que sin la libertad para pensar se pierde el pensamiento mismo. Puede ser que esa sea una consecuencia de lo que dice, pero por lo menos el texto que citas no dice eso. Creo que éste sería un proyecto de investigación interesante: mostrar que Kant tendría que aceptar lo siguiente:

      1. No libertad para comunicar el pensamiento > 2. No libertad para pensar > 3. No facultad de pensamiento.

      Como sugerí en mi anterior comentario, yo creo que 1>2 es falso (pero quizás 2>3 sea verdadero).

      Saludos.

      1. Me parece raro que dudes de 1>2, mas no de 2>3, como bien lo pones. Me parece que en esta parte de la cita:

        “Puede decirse, por tanto, que aquel poder exterior que arrebata a los hombres la libertad de comunicar públicamente sus pensamientos, les quita también la libertad de pensamiento”

        Corrobora literalmente lo que yo digo. A lo más, se podría objetar que Kant está “exagerando” o qué sé yo, pero efectivamente lo afirma.

        Obviamente Kant no se refiere a que eso vaya ocurrir de un día para otro, pero si es que las Universidades estuviesen plagadas de censura de libros, de publicaciones, si no se permitiera el debate público, y otras medidas extremas por el estilo, me parece perfectamente razonable pensar que el “pensamiento” caería a un nivel bajísimo, incluso no existente. Siempre habrían “destellos”, mas morirían rápidamente. Pienso rápidamente en 1984 o Fharenheit 451.

        A ver si en mi respuesta al comentario de Omar ayuda en algo a esta discusión.

        Saludos!

  4. (Respuesta al primer comentario de) Omar:

    1. Estoy de acuerdo con todo lo que dices en este punto, y me parece que en lo absoluto se opone a lo que yo digo. A ver si me puedo explicar.
    Como Kant usa “Dasein” y “Existenz”, se puede hablar de la “existencia” de la razón en dos sentidos, como bien has señalado.
    En el primer sentido, esta es una facultad que “siempre es”. Sin embargo, el segundo sentido es el que me interesa, y es el que propiamente ha de mostrar cómo la razón aparece en la especie humana (y cómo puede mantenerse, y realizarse propiamente), plano en el que el primer sentido no nos peude aportar nada más que dogmatismo.
    De ahí que interpretaciones como la de Wood me parezcan valiosas, pues muchas de las críticas a Kant lo condenan basándose en presupuestos, como por ejemplo sería pensar que Kant habla de la razón sólo en el primer sentido, mas no en el segundo.
    Y ojo que esto no se trata sólo de defender a Kant, sino que lo que me interesa resaltar es cómo se puede mantener un discurso sobre la razón en ambos planos (“Dasein” y “Existenz”), o en los términos que usé: como una propiedad monádica y relacional, sin oponerse.

    2. Pero hay que aclarar que la existencia (Dasein) de la razón sólo puede afirmarse desde la existencia (Existenz) de la razón. No hay un camino directo al “Dasein” de la razón, sino el que se sostiene en la crítica, que depende del “Existenz” (y ese es justamente el objetivo delt exto que cité). En ese sentido, me parece que las criticas de muchos contemporáneos malentienden el mismo carácter crítico de la filosofía de Kant, cosa que no me sorprende si tenemos en cuenta el nivel épico en el que han malentendido también su ética (y pienso de nuevo en Habermas y en Gadamer). En otras palabras, no atacan la existencia (Existenz) de la razón, porque ni siquiera toman en cuenta sus implicancias en el afirmar la “otra” existencia (Dasein).
    Claro, ayer me encontré con Daniel (http://erichluna.wordpress.com/), y me comentó (si le entendí bien) que podría ser una cuestión de énfasis, más justamente eso es lo que quiero demostrar, que Kant, a lo largo de su extensa obra, le presta el suficiente énfasis a estos aspectos como para que intérpretes posteriores los sigan negando.
    En todo caso, ya vi que este tema se va a mantener a la base de todas mis “investigaciones”, y es bueno saber que da para debate.
    (PD: ¡¿Cuándo retomas tu blog?!)

  5. Estoy de acuerdo con lo primero que dices en tu respuesta a mi anterior comentario. Kant efectivamente sostiene 1>2 en el texto. Lo que yo decía es que el texto no defiende 2>3. Ahora, independientemente de que Kant crea que 1>2 sea verdadero, yo decía que era falso. Es decir, estoy de acuerdo con que esa es la tesis que Kant quiere defender. Lo que sostengo es que Kant esta equivocado.

    Creo que es posible ser libre para pensar a pesar de no ser libre de comunicarlo. De lo contrario no sería posible que existan disidentes en los regimenes totalitarios. La posibilidad de disidencia en regimenes totalitarios no existiría si la coacción de la libertad de comunicar el pensamiento coactara automáticamente la libertad de pensamiento.

  6. Exacto, no es algo automático, sino gradual. Y en la medida que es difícil pensar un totalitarismo absoluto, entonces también es difícil pensar la falta de pensamiento absoluta. Probablemente nunca pueda darse el caso, lo que no quita que haya una relación causal.

    Ten en cuenta que si nos quitaran la libertad de comunicar nuestros pensamientos, obviamente podríamos pensar, pero eso es porque nos hemos educado en un contexto en que sí hemos podido comunicarnos. Imagina ahora que no… Por lo general, si en regímenes totalitarios hay pensamiento disidente, esto va de la mano con que circulan libros prohibidos, se dan reuniones secretas, correspondencia, etc., lo que corrobora la tesis del buen Kant.

    1. No entiendo bien tu respuesta. En primer lugar, para perder la libertad de comunicar el pensamiento se tiene que poder pensar (de lo contrario no hay nada que perder). En segundo lugar, el tema no es la facultad de pensar, sino la relacion entre 2 libertades: la de comunicar el pensamiento y la de pensar. Kant sostine que si se pierde la primera libertad, se pierde la segunda. No encuentro ninguna razon para aceptar esto. Lo que quizas sea mas plausible es lo contrario: si se pierde la libertad de pensamiento, se pierde la libertad de comunicar el pensamiento. Nota la diferecia en la direccion del condicional.

      Saludos!

      1. Pero qué significa perder la libertad de comunicar nuestros pensamientos? Kant se refiere obviamente a que esto sea impuesto coactivamente por un poder externo, o sea, el Estado.

        Si eso pasara, las personas que hemos sido educadas bajo condiciones distintas por supuesto seguiríamos pensando igual que antes. Pero digamos que la lucha contra ese régimen hipotético fallara, y este consolidase sus técnicas represivas. No crees que nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos, sin poder leer a Platón, a Kant, novelas, discutir con otras personas, etc., no crees que perderían “algo”? Yo creo que, de consolidarse un régimen tal, gradualmente el pensamiento retrocedería los pocos miles de años que ha avanzado, hasta apagarse casi por completo.

        Si crees que todas esas hipotéticas prohibiciones no conforman razón alguna para la tesis de Kant (1>2), entonces a lo mejor estás entendiendo de una forma muy amplia, como por ejemplo, pensar que “quiero comer esa manzana”. Ese nivel de “pensamiento” no correría peligro, más Kant se está refiriendo a algo un poco más elaborado…

        O en todo caso, me gustaría saber por qué no te parece plausible que todas esas prohibiciones hipotéticas a la libertad de comunicación afecten el pensamiento.

  7. Estoy de acuerdo con lo que dices sobre Kant, pero me parece que no estas asimilando adecuadamente las críticas por parte de autores del s. XX. Es decir, no creo que te estes moviendo en la misma línea de los críticos.
    Cuando se reclama que Kant toma como punto de referencia a una razón monádica y monológica, no estarían apuntando a la existencia “existenz” de la razón. Como dije, habría que zurrarse en lo dicho en un texto como “qué es la ilustración” para afirmar eso. Más bien, ellos pondrían su crítica en la existencia (Dasein) de la razón. Sería algo así como si dijeran:

    Cuando Martín dice: “En el primer sentido, esta es una facultad que “siempre es”. Sin embargo, el segundo sentido es el que me interesa, y es el que propiamente ha de mostrar cómo la razón aparece en la especie humana”… en lo que hay que reparar es en lo de “siempre es” (aludiendo al Dasein, no al Existenz justamente). Dices que te interesa lo segundo, y es lo que nos interesa a todos, estudiemos filo o no, pero creo que el problema es pasar a eso segundo, sin revisar y justificar adecuadamente lo primero. Es decir, pasar a la discusión de la Existenz de la razón, sin aclarar y levantar los debates sobre el Dasein de la razón. De no hacerlo, probablemente los errores (de haberlos), problemas y compromisos metafísicos de lo primero se cuelen en lo segundo.

    En otras palabras, ¿qué es eso de que “siempre es”? Justamente ahí radica ya la tendencia metafísica de Kant. La razón es (independiemente de los seres humanos) pero su despliegue en este mundo sí depende del diálogo y de que haya adecuadas condiciones para su ejercicio. Pero la pregunta sigue siendo ¿y cómo se afirma que ES (como una facultad a priori y trascendental)?
    En este punto, de lo que te he oído decir hasta el momento, suele recurrirse a un par de argumentos:
    1. El famoso “debe haber algo” que nos haga capaces de comunicarnos y entendernos más allá de como lo hacen los animales… y ese algo es la razón a priori trascendental (Problema: hay un salto demasiado rápido hacia la metafísica en este punto)
    2. ¿Qué otra opción habría? (Problema: no es respuesta realmente)
    3. Es la mejor opción que tenemos (Problema: termina haciéndose de Kant un consecuencialista).

    En otras palabras, me parece que tal vez terminas usando, en el fondo, las parejas de términos kantianos (a priori/a posteriori; puro/empírico) para esgrimir tu defensa de Kant, cuando lo que los críticos más contemporáneos hacen es justamente poner en entredicho esas parejas.

    ¿Por qué debemos afirmar que hay una razón universal supra-contingente a priorística?

    Es ahí, en el Dasein de la razón, donde está el problema. Es de ahí de donde Kant saca el criterio y la clave para entrar luego a la discusión sobre las condiciones para que ella se ejerza y despliegue en el mundo [lo que, por otro lado, es la prefiguración del razonamiento del idealismo alemán acerca del despliegue del Espíritu o la Razón en el mundo].

    Pero justamente el problema es ese… que sea “el criterio y la clave para entrar” por así llamarlo.

    El problema es que para Kant la razón como algo metafísico es algo que se da por supuesto dadas las oposiciones que maneja, y luego trata de mostrar cómo se puede deducir aquello que “debe de existir para que seamos morales/cognoscentes/estéticos”. En otras palabras, el problema con Kant es la manera en que su caracter deontológico se lleva a cabo. Es como si se dijera:
    1. somos seres sensibles, pero también racionales.
    2. debemos apuntar, para ser morales, a ser lo más racionales posible.
    3. Yo voy a señalar en qué consiste tal racionalidad.
    4. Pero no como un “paraíso” al que podamos llegar, sino como un Norte al cual apuntar.
    5. Una vez establecido el Norte (metafísico), habrá que ver qué condiciones debe tener la humanidad para ponerse en camino.
    6. Es importante la libertad de pensamiento y de comunicación para lograr poner en marcha a la humanidad hacia eso, a pesar de que nunca vaya a llegar realmente.

    Pero todo el problema radica justamente en la forma en que Kant juega con las oposiciones como la que se presenta en (1), la cual deriva en la oposición Dasein / Existenz que es hija de la hiper-metafísica división esencia/existencia.
    El ejemplo más claro es la CRP, cuando Kant indica que debe haber algo así como las categorías y recién LUEGO se propone hacer su deducción trascendental (es decir, justificar ese “debe haber”). El problema nuevamente es ¿por qué debe haber tal cosa?

    De ahí que cuando intentas mostrar que Kant no es realmente un autor que defienda una propuesta monádica o monológica, sólo estes atacando el problema en una dimensión derivada. Con la crítica no se está diciendo que en Kant no valga para nada el diálogo y la libertad de pensamiento. Se está diciendo que no valen donde tendrían que valer. Le están diciendo que no se trata de que la razón “siempre es” (Dasein), sino que tanto su existencia (Existenz) como su existencia (Dasein) dependen del diálogo y la intersubjetividad (de ahí que Habermas deslice el apriori desde la razón hacia la comunicación misma). La razón misma sería, en todo caso, algo constituido y no algo que siempre es.

    Por eso te dije alguna vez también que la metafísica de la FMC no se jugaba realmente en la 3° sección, sino mucho antes en la diferencia entre conforme al deber y por el deber.

    Disculpa que haya escrito tan desordenado, espero se entienda bien el sentido de lo que quise transmitir y el reto que pretendo dejarte sobre los hombros😛

    Un abrazo.

    PD: mi blog siempre marcha lento, pero espero actualizarlo más seguido. Ojalá me de el tiempo.

  8. Omar, me dejas buenos puntos para examinar. Inevitablemente tendré que adentrarme en el tenebroso terreno de la epistemología kantiana, que he evitado lo más posible hasta ahora.
    Lo que veo desde ya, pero me falta todavía mucho para poder expresarlo de forma más o menos clara (o por supuesto, descartarlo como una hipótesis fallida), es que la clave está en la misma idea que Kant tiene de la filosofía y de la metafísica, según las cuales el “Dasein” de la razón no es algo estático, como la “esencia” de los antiguos, sino que tiene un carácter hasta nuestros días novedoso, dependiente siempre de la “Existenz” de la razón misma, que siempre ha de ser crítica respecto del “Dasein”, que cuya caracterización incluso a priori y trascendetal nunca se concluye.
    En otras palabras, que la KrV no debe entenderse en sí misma, sino como un proyecto inacabado, que ha de perfeccionarse siempre (de ahí que Kant ya en sus últimos años estuvo trabajando en una adaptación de su metafísica de la naturaleza a los avances más recientes de su época).
    Pero como verás, mis intuiciones todavía están verdes, y no puedo sustentarlas de forma adecuada con textos.
    Ya estaremos conversando más sobre esto.
    Un abrazo para ti también.

  9. Preguntas “No crees que nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos, sin poder leer a Platón, a Kant, novelas, discutir con otras personas, etc., no crees que perderían “algo”?”

    Por supuesto que perderían algo (muchísimo). Pero de esto no se sigue que perderían la libertad de pensamiento. Para sostener una conclusión tan fuerte como esta, debes ofrecer un argumento. No es suficiente con apelar a la imaginación. Porque en ese caso, yo puedo imaginar a un Genio Maligno que nos permita la libertad de pensar pero que nos niegue la libertad de comunicar nuestros pensamientos (aunque nos haga creer que somos libres de comunicarlos).

    Dices “a lo mejor estás entendiendo de una forma muy amplia, como por ejemplo, pensar que “quiero comer esa manzana”. Ese nivel de “pensamiento” no correría peligro, más Kant se está refiriendo a algo un poco más elaborado…”

    ¿A qué cosa más elaborada se esta refiriendo Kant? Yo pensaba que estabas entendiendo por “pensamiento” la mera facultad de pensar (en tu post hablas de condiciones necesarias del pensamiento mismo).

  10. Revisando el texto de nuevo, me parece que Kant sí se refiere a la facultad de pensar en general (aunque esto tendría que ser en un caso extremo, en el que la libertad de comunicación desaparezca por completo, en un estado de cosas en que nadie pueda siquiera hablar con otra persona).

    Apelar a la imaginación, o a un estado contrafáctico no es lo mismo que apelar a ideas metafísicas y sin base en la experiencia. Si un niño se cría sin seres humanos alrededor, sin lenguaje, entonces ese niño probablemente no tendrá pensamiento tal como lo entendemos, y eso es una tesis empírica, pues han habido casos estudiados (niños ferales).

    Claro que ese es un caso extremo, pues resulta difícil imaginar que un Estado logre instaurar un estado de cosas tal por la fuerza. Mas sirve para notar la causalidad 1>2. Ahora, la tesis de Kant obviamente no apunta a ese extremo, sino a la capacidad de pensar de forma que él considera “correcta”, cuando la razón necesita de libertad para poder formular las ideas de lo incondicionado, pero eso ya es otro punto, y no está más que implícito en el texto.

    En todo caso, estoy seguro que lo que dice Kant no le resultará plausible a muchos, pero al menos nos estamos comunicando y pensando.

    1. Me parece que parte de nuestro desacuerdo tiene que ver con el dificil problema de si es posible el pensamiento sin lenguaje. Obviamente, este tema no lo vamos a resolver aqui. Ademas es posible que Kant ni siquiera se planteo el problema (no veo trazos del mismo en el texto que citas). En todo caso, es un tema interesante que vale la pena investigar. Si escribes tu tesis sobre el argumento de Kant en relacion a este tema, tendras lectores interesados…

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s