Kant sobre la ¿beneficencia?

En este primero de mayo, día del trabajador, consideré pertinente presentar este post, centrado en una cita de la La metafísica de las costumbres (la obra de ética más importante del filósofo de Königsberg), en el contexto de su exposición del deber moral de beneficencia, entendido como el “ayudar a otros hombres, necesitados a ser felices, según las propias capacidades y sin esperar nada a cambio” (MC 453).

Sin embargo, luego afirma lo siguiente.

La capacidad de hacer el bien que depende de las riquezas es, en su mayor parte, el resultado de que diversos hombres se vean favorecidos por la injusticia del gobierno, lo cual introduce una desigualdad de riquezas que hace necesaria la beneficencia de otros. En tales circunstancias, la ayuda que el rico pueda prestar a los necesitados ¿merece ese nombre de beneficencia, de la que se ufana como un mérito tan a gusto[1]?

Y para un artículo con título parecido, pero sobre un tema completamente distinto, entren acá.


[1] Immanuel Kant, La metafísica de las costumbres (Madrid: Editorial Tecnos, 1989). La cita corresponde a la página 325.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s