Mario Vargas Llosa y la legalización de las drogas

Sombrío (literalmente) Mario Vargas Llosa.

No suele pasar muy seguido que esté de acuerdo con algo que diga el laureado escritor peruano-español, como fue el caso con sus últimas declaraciones a favor de la legalización delas drogas (asumo se refiere a las drogas más problemáticas, como la cocaína y la heroína, y no sólo a la marihuana).

Sin embargo, y como era de esperarse, rápidamente “expertos” consultados por el diario La República salieron a “refutar” al escritorme pregunto que habrán dicho los “expertos” de El Comercioy considero importante abordar rápidamente ambas críticas.

La primera, esbozada por Fabián Novak, es tan pobre que la menciono sólo para que quede expuesta una vez más: sostiene que la propuesta es irreal porque está basada en un supuesto europeizado que no existe en nuestro país. Y es que efectivamente no existe a menos que sea propuesto y puesto en debate, y para eso la crítica de Novak se desvanece.

La segunda, igualmente pobre, pero más interesante desde el punto de vista de un debate ético, expuesta por María Méndez, sostiene que las drogas son inherentemente malas, y por eso no tiene sentido legalizarlas. El problema en su argumentación radica en que se le otorga un carácter moral a una sustancia, cuando lo que importa realmente es el uso que se le da a la sustancia. Según su argumento, cualquier sustancia que potencialmente “deteriora y destruye a la persona” debería ser ilegal, lo que incluye obviamente a drogas como el alcohol y el tabaco.

Su argumento moralista debe ser refutado con argumentos de carácter ético, como, por ejemplo, decir que una sociedad en la que los individuos no se autodestruyen con las drogas por decisión propia es preferible a aquella en la que no lo hacen porque simplemente no pueden comprarlas. ¿Es ingenuo pensar eso? Por supuesto que no. ¿Acaso si las drogas fueran legalizadas, las personas más decentes de la sociedad correrían a comprarlas y volverse adictos?

¿Existen verdaderamente "victorias" en la guerra contra el narcotráfico?

Y sobre este punto entran muy bien los argumentos de Mario Vargas Llosa, que apunta al verdadero escándalo: miles de millones de dólares son invertidos por los Estados en armamento para combatir a las mafias, creando un círculo vicioso de violencia que ni siquiera impide que existan personas degeneradas por las drogas, que muy irónicamente son abandonadas por los Estados que pretenden protegerlas. ¿Y todo esto por qué? Para que personas como María Méndez puedan dormir tranquilas sabiendo que están combatiendo el mal.

Los motivos son ciertamente más complejos, y los refiero nuevamente a la columna original del autor.

Finalmente, en este blog ya se publicó una propuesta coherente respecto a las drogas en la sociedad, por nada menos que Alan Moore, en el artículo La utopía de Alan Moore, que aboga por campañas de educación e informativas basadas en información honesta sobre el tema, así como un fuerte inversión en ayuda para los adictos, que resultaría siendo ridículamente menor a la que actualmente se invierte en violencia.

10 comments

  1. Qué brutos los “especialistas” de La República. El periodismo en el Perú está por los suelos, mediocridad por donde se le vea. A estos tipos les preguntas “1 + 1” y te responden un párrafo. Horribles.

  2. Buen blog y buen comentario. Yo trabajo en una ONG nacional cuya postura es exactamente la misma que la postura de quién nos da el sueldo, por supuesto: EEUU. ¿La postura? Prohibición y desinformación. Existen, por supuesto, daños físicos, psicológicos (quien habla es psicologo clínico), y sociales en torno al consumo de drogas; pero NO TODAS las drogas son iguales, y NO TODAS LAS PERSONAS, bajo una medida de legalización, van a ir corriendo a consumir drogas. Si eso ocurriera, el error continuaría en la falta de información más que en un “impulso imperioso de la sociedad por introducirse toda clase de sustancias”. No obstante, y siguiendo mi argumento número uno, NO TODAS LAS SUSTANCIAS son iguales; creo que existen sustancias que deberían despenalizarse, y que, de hecho, serían una opción MÁS SEGURA (lease “un poco mejor” no se lea “ausente de cualquier problema”)a, para empezar, la peor droga – en mi humilde opinión- recreativa existente (peor por muchas razones que no puedo profundizar acá) el alcohol (en opinión de Nietzsche, la perdición de Europa…junto al cristianismo, claro está). También serían una opción viable frente a estimulantes como la cocaina o metanfetamina (aun …AUN no es un problema en Perú…pero quizás pronto, lamentablemente). Ya Aldous Huxles lo habia propuesto en un ensayo famoso (Doors of perception), acercar a la sociedad opciones más seguras y sobre todo ENRIQUECEDORAS, entre estos se pueden contar una infinidad de alucinógenos (entre ellos el san pedro y el ayahuasca, de uso ritual y milenario en nuestro país), y, claro está, la marihuana. Esta última levanta muchas suspicacias, pero en más de 40 años de estudios aun no encuentran nada negativo en ella (buscar a Terrence Mkeenan y su chiste sobre la marihuana). Con todo sigue siendo un tema difícil. Nuevamente, felicitaciones por el blog, y concuerdo con tu opinión -aunque quizás de forma menos apasionada, por conocer el tema más profundamente- pero en lineas de fondo, estoy de acuerdo.

  3. Me parece una medida bastante real para acabar con la venta ilegal, el narcotráfico y el consumo clandestino. Si bien es cierto que nuestro país aun posee una educación por debajo de lo regular, creo que esto puede funcionar si se aplican los mecanismos adecuados como las campañas de educación, rehabilitación y consumo responsable (como pasa con el tabaco o la cerveza). Los millones de dólares que genera este negocio serian declaradoa ante los gobiernos y esto ayudaría a una mejora en el presupuesto de áreas criticas como educación , salud, cultura, deporte (en el caso de Perú). Hay que ver el lado positivo y no sólo lo negativo, queda en debate.

  4. Los defensores de la libertad como pueden defender sustancias esclavizantes?
    Meterse sustancias que te producen una situacion irreal es lo mas imbecil que he visto en la vida y mas imbeciles los que dicen que deben ser legalizadas.
    En el Peru hay gente que no necesita meterse porqueria para ser feliz, hay cosas mas dignas para serlo como trabajar, hacer deporte, etc.
    La logica humana cuando esta conservada siempre sigue lo positivo. No a la muerte como cultura, No a las drogas.

  5. Hola Clarita:

    La gente que defiende la legalización de las drogas no está defendiendo a las sustancias, sino la capacidad de las personas de decidir POR SÍ MISMAS.

    Siguiendo tu lógica, también debería prohibirse el alcohol, el cigarrillo, etc.

    Piensa cuántos recursos se invierten en la guerra contra el narcotráfico, y cómo esos recursos, más bien, podrían dedicarse a campañas de educación preventivas, y de apoyo a la rehabilitación de los adictos.

    Menciono que me parece un error fundamental satanizar una sustancia, cuando es en realidad la sociedad la que permite (y por lo tanto, puede prever) la destrucción de individuos por las drogas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s