La razón habla – II

Ya tocaba la segunda entrega de esta serie de posts, que pretende reproducir la opinión de algún pensador sobre temas prácticos, y que destaque por su claridad y honestidad.

El rostro de la razón.

El rostro de la razón.

Hoy es el turno de José Saramago, criticando el descaro de algunos religiosos al imponer sus irracionales ideas. Veamos lo que dice:

Que Ratzinger tenga el valor de invocar a Dios para reforzar su neomedievalismo universal, a un Dios que jamás ha visto, con el que nunca se ha sentado a tomar un café, demuestra solamente el absoluto cinismo intelectual del personaje.

A las insolencias reaccionarias de la Iglesia Católica hay que responder con la insolencia de la inteligencia viva, del buen sentido, de la palabra responsable. No podemos permitir que la verdad sea ofendida todos los días por presuntos representantes de Dios en la Tierra a los que en realidad solo interesa el poder.

La razón puede ser una moral, usémosla.

Y es que, muchas veces, estamos tan acostumbrados a discursos del tipo que critica Saramago, que ya no solemos indignarnos. ¿Se puede, acaso, dialogar con alguien que “habla” privadamente con “Dios”?

El rostro de... ustedes completen.

El rostro de... ustedes completen.

El artículo entero es del diario La República, y lo pueden ver acá.

Para el primer artículo de esta serie, con Bertrand Russell como protagonista, entren aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s