La utopía de Alan Moore

¿Qué pasaría si superhombres moralmente puros tomaran por la fuerza el control de nuestro planeta? La respuesta a semejante pregunta nos la da Alan Moore al final de la serie de 16 números que escribiera sobre el superhéroe Marvelman, que estoy publicando todos los miércoles en La Buena Onda (actualmente en el número 6), y del cual además ya hablé en este blog en un par de ocasiones, primero aludiendo a su identificación con el superhombre de Nietzsche, y luego en honor al cameo que hace Martin Heidegger.

Alan Moore, definitivamente no el típico pensador utópico.

Alan Moore, definitivamente no el típico pensador utópico.

Así, si están leyendo número por número el comic, a lo mejor querrán esperar a terminarlo para leer este artículo, que contiene parte del desenlace. En todo caso, me enfocaré principalmente en las propuestas de reformas que nos propone Alan Moore, que vendría a ser la materia de las reformas, así como también un poco en la forma en que se llevan a cabo estos cambios.

Veamos.

Habiendo anunciado cambios fuertes en el sistema económico de la época (recordemos que estos se dan en el hipotético 1986), la primera acción importante de los superhombres es llevar todo el armamento nuclear al sol, demostrando de esta forma su poder, pero también eliminando cualquier posibilidad de autodestrucción de la humanidad.

En la siguiente página podemos ver a tres de estos superhombres discutiendo sobre la reacción de los gobiernos, y luego sobre el problema del libre albedrío de la humanidad, que comparan al de un niño que quiere tomar cloro, o al de una vaca.

Marvelman #16 página 9

Luego, el siguiente paso de los superhombres es el de solucionar el problema ambiental, como se ve en la siguiente página.

Marvelman #16 página 10

Con problemas fundamentales como un posible holocausto nuclear, o la lenta autodestrucción del planeta solucionados, los superhombres pueden pasar a problemas de índole más social, siendo el primero el problema económico, y acá me parece que Alan Moore hace un excelente trabajo en deconstruir la ilusión del dinero, y como de manera absurda ha afectado las relaciones entre personas. Vean.

Marvelman #16 página 11

Finalmente, sin posibilidad de guerras y sin pobreza, el esfuerzo de los superhombres se centra ahora en torno al crimen, y la respuesta que da Alan Moore ante el narcotráfico es tan radical, como en realidad obvia y racional: legalizar las drogas, e informar honesta e imparcialmente de sus efectos a la población, así como en vez de gastar millones de millones en armamento para combatir el narcotráfico, cosa que no hace más que generar más violencia, usar estos recursos para tratar a los adictos y reformar verdaderamente a los criminales, usando como ejemplo al infame Charles Manson.

Marvelman #16 página 12

Así que ahí tienen, la utopía cortesía de los superhombres según Alan Moore. No obstante, cabe decir que Moore no peca de ingenuo creyendo, incluso en esta supuesta utopía, en una suerte de fin de la Historia, sino que nos deja un final con suspenso, y tendrán que leer el comic para enterarse.

10 comments

  1. Los caminos que llevan a Alan Moore son inescrutables. Mi último post también es sobre una obra de Alan Moore, Promethea en este caso. Sin embargo, se trata tan sólo de una recomendación.
    Otra diferencia entre tu y yo, es que yo entiendo que la única objetividad posible es la de la experiencia presente, y la razón, sólo una útil ilusión.Cuando escribo, trato de usar lo mínimo de mi cerebro y bolcar hígado y corazón: una necesidad que seguro que deriva de mi rigidez mental.
    Ya habrás adivinado que ni soy filósofo ni mucho menos racionalista, aunque si siento una cierta proximidad al existencialismo de Friedlaender (en el grado que lo entiendo) y, sobre todo, francamente afiliado al existencialismo vivencial de Fritz Perls.
    Sin embargo, tu blog es el que me ha resultado más simpático de los que he visitado: mira me suelen caer bién los racionalistas. ¡Ésa sí que es una utopía, que nuestra limitada razón nos pueda conducir a penetrar la esencia de la realidad! ¡Viva todos los sueños hermosos! Y, eso sí, que el corazón siempre venza los monstruos que, como decía Goya, la razón engendra.
    Me da un cierto reparo, llegados a este punto de mi comentario, que puedas pensar que me estoy choteando, y nada más lejos de mi intención. Bién al contrario, entiende mis palabras como un fuerte y sincero abrazo (tan fuerte y tan sincero como puede ser el abrazo de un desconocido) desde la otra punta del mundo.
    Pero ya que tu eres filósofo y este es un blog de filosofía, déjame despedirme compartiendo contigo una cita de Platón que he escuchado hoy por la radio y que me ha gustado especialmente. ¡Me es tan necesaria! Dice: “Sé indulgente. Cada persona que encuentras en tu camino está librando una dura batalla.”
    Seguiré visitando tu blog, y descubriendolo más a fondo. Lo que he visto hasta ahora, me ha gustado.

  2. Muchas gracias por tu comentario! Te faltó, nada más, un enlace a tu blog, para darle una revisada.
    Y bueno, sobre el racionalismo, estoy seguro que te habrás dado cuenta que el que se sostiene acá es ciertamente un racionalismo que entiende a la razón en sentido amplio, y que no le da poderes ilusorios e ilimitados, sino que justamente acepta sus límites y busca ordenar nuestro mundo, tanto sensible, como moral, de la mejor forma posible.
    A lo mejor una cita del estadounidense Allen W. Wood, kantiano a ultranza (pero siempre crítico), y con etiqueta propia en este blog, sirva un poco para ilustrar este sentido.

    “Nuestro principal asunto en la vida es que nuestros pensamientos y nuestra conducta puedan sostenerse ante la dignidad de la naturaleza racional. Pero nuestra condición humana ha surgido, y está sostenida, en un mero accidente cósmico. Nunca puede tener mayor significado que el que nosotros, con nuestros débiles y errantes poderes racionales, seamos capaces de darle actuando como debemos, de acuerdo a la razón”.

    Como verás, el racionalismo y el existencialismo PUEDEN ir muy de la mano, aunque siempre es necesario inclinar la balanza hacia un lado, cosa que no anula el fuerte parecido que se puede dar en la práctica.
    En todo caso, me alegro que te haya gustado el blog, que siempre apunto a que, sin dejar de ser serio, sea entretenido.
    Muchos saludos.

  3. y has leído la continuación de Neil Gaiman?? A mí me encanta lo que Gaiman hace a partir de la utopía de Moore. Me parece q nadie hubiera podido hacer una continuación tan digna.

  4. estoy leyendo lo de gaiman hace ya un tiempo, y todavía me faltan dos números.

    esperaré hasta el final para dar mis impresiones, pero hasta donde tengo entendido, no pudo concluir su historia dividida en tres partes.

    lo que sí puedo decir, es que no me gusta la forma en que la historia no avanza en sus primeros números. recién ahora, con la SPOILER resucitación de young miracleman SPOILER la cosa parece ponerse interesante. pero ya han pasado como 6 o 7 números!

    en fin, ya te comento luego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s