Marx y el cosmopolitismo

Hace algunos años compré en la feria de libro de la PUCP un librito que me llamó la atención por diversos motivos. En primer lugar, por ser de un color rojo tan intenso que me desvió la mirada desde una buena distancia. En segundo lugar, por tener a Kant en el título. Pero finalmente—y principalmente—por tener a Marx también, filósofo que siempre me gustó mucho también, y que siempre sentí que de alguna forma incluía siempre de una forma casi por defecto lo más importante y relevante del pensamiento ético kantiano.

El libro, me falta todavía decirlo, es de Oskar Negt, y se llama Kant y Marx. Un diálogo entre épocas[1].

Basado en una conferencia, el libro es relativamente corto y se lee bien, pero por algún motivo, nunca lo pude concluir, cosa que estoy remediando en estos días. Rápidamente, también, di con un par de citas que quiero compartir en este blog, habiéndome una de ellas recordado claramente al cosmopolitismo, que tengo bastante presente últimamente.

La cita es en realidad de Marx, pero la pongo en el contexto del libro de Negt (página 86) para que vean la referencia.

Portada del libro: Kant y Marx.

Portada del libro: Kant y Marx.

Existen dos pasajes que siempre he citado con un gusto especial, porque a mi ver expresan de la manera más clara el contenido humano de su pensamiento y no esconden la crítica al capitalismo. Uno se encuentra completamente escondido en el tercer volumen de El Capital, en el capítulo 46: «Renta de solares, renta minera, precio del suelo». Ahí se encuentran estas frases que conciernen al contrato entre generaciones: «Desde la posición de una formación económica más elevada de la sciedad, la propiedad privada del planeta por parte de individuos aislados parecerá algo tan completamente absurdo como la propiedad privada de un hombre por parte de otro hombrre. Incluso una sociedad entera, una nación, es más, todas las sociedades contemporáneas juntas, no son propietarias de la tierra. Son sólo sus ocupantes, sus usufructuarios, y tienen la obligación en cuanto boni patres familias de dejársela mejorada a las generaciones siguientes».

¿A alguien le queda duda del carácter cosmopolita—componente fuertemente ético, por cierto—de la filosofía de Marx?


[1] Oskar Negt, Kant y Marx. Un diálogo entre épocas (Madrid: Editorial Trotta, 2004).

2 comments

  1. El pasaje inmediatamente anterior al que cita da también que pensar respecto a su vínculo con Kant, pero no por el lado del cosmopolitismo, sino por lo “a priori” (al derecho de propiedad), aunque ello en Marx está ya trasladado al ámbito real de las relaciones de producción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s